¿Por qué los invitados no deberían tomar fotos en una boda?

Una boda es uno de los días más importantes en la vida de una pareja, y por lo mismo, quieren que sea inmortalizado de una manera única y especial, la mejor forma de hacerlo es contratando a un fotógrafo profesional que cuente con la experiencia, el conocimiento y la creatividad para lograrlo.

Desgraciadamente muchas veces mi trabajo como profesional se ve dificultado debido a invitados que también son fotógrafos entusiastas, esto afecta seriamente la calidad del trabajo final por 2 razones:

Todos quieren capturar "el momento mágico"

Es inevitable, todos quieren tomar la foto de la novia caminando por el pasillo, el primer beso, el momento de los anillos, y no sería un gran problema si no fuera porque están dispuestos a ponerse en medio del camino de quien sea (incluido el fotógrafo oficial) con tal de obtener la foto.

No puedo recordar la cantidad de veces que un invitado, en un momento decisivo se ha puesto justo detrás de los novios con el flash de su celular encendido y arruinando lo que sería una gran foto.

 

No están viviendo el momento

La segunda razón (que considero incluso más importante que la primera) es que la ceremonia es uno de los momentos más emotivos de todo el día, y los invitados no la están viviendo porque están más preocupados por obtener fotos para subirlas inmediatamente a facebook. Muchas veces antes que los mismos novios.

Quiero que veas con detenimiento las dos fotos anteriores, ambas son de la misma boda, en la misma ceremonia, con solo unos segundos de diferencia entre una y otra. Una persona está disfrutando el momento y la otra está ocupada tomando fotos, personalmente me encanta captar esas expresiones faciales y las emociones conforme va transcurriendo el día, desgraciadamente cuando las personas no despegan la mirada del teléfono, su cara no muestra expresión alguna.

 

¿Qué dirías si uno de tus invitados de momento se levanta de su lugar y dice que irá a la cocina para ver como van las cosas y ayudar al chef?

Seguramente le dirías que se relaje y disfrute la fiesta, que ya hay alguien que se está encargando de eso, bueno, lo mismo con las fotos.

Recomiendo que se pida a los invitados disfrutar el momento, y no utilizar celulares o cámaras, al menos durante la ceremonia.